Mosaicos.Site

mosaico contemporáneo

Obras

Aliwen – Grana Carrer

¿Cómo viviste tu experiencia Simposio Patagonia 2020 y en qué te inspiraste?

Cuando me avisó Barby (Bárbara Noceda) que quedé seleccionada para el Simposio, no podía en mi de la alegría. Una experiencia distinta, nueva, con muchas expectativas y el gran dilema: ¿qué hacer?

Nací en Río Colorado, la puerta de la Patagonia. Tengo veranos e inviernos en el valle, las chacras. Recorridos por la ruta 40 parando en pueblos donde solo un alambrado separa Chile. La recorrí por rutas de asfalto y de ripio zigzagueando sus mesetas, su estepa. Me metí en los glaciares, dormí en estancias patagónicas. Olí la esquila,  las frutas de las chacras, las matas de retamas, rosa mosqueta y  lavandas. Olí la frescura y el laurel de los bosques más profundos. Allí me sentaba con mis hijos en esa tierra llena de pinochas, para escuchar caer las piñas, los sonidos del bosque… los arroyos a lo lejos, crujir de ramas. La recorrí por su costa, bucee con pingüinos (de carambola, rápidos en el agua te cruzan como flechas). Tengo fotos con ballenas a metros de ellas, siempre desde la costa… tengo anécdotas de todo tipo, muchas.

Y con todo ese material tenía que elegir un color o colores de mi Patagonia. Difícil para mi pero opté por esos recodos de los ríos y los árboles que crecen a su paso, que toman formas extrañas. Hubiera querido transmitir el color del arrayán pero fue imposible para mí. Salió homenaje al árbol, al Aliwen y a esas aguas briosas que les dan vida.
 

¿Cuál es tu sueño como artista?

Sueños… tengo sueños a corto plazo ya que este año vino a demostrar que la vida puede cambiar en horas. Quiero seguir creciendo, estudiando, investigando materiales, ver dentro de los recursos urbanos que se puede hacer, transformar, adaptar. Me niego a ser parte de un formato estándar. Sigo en una búsqueda donde se unen las artes que me gustan, sigo leyendo para inspirarme. Sigo un camino que puede cambiar todos los días hacia donde me sienta que estoy haciendo algo bueno… para mi y mi entorno.  

¿Qué priorizas cuando enseñas mosaico para ayudar al estudiante en su proceso de aprendizaje?

La persona que llega para estudiar Mosaico conmigo  tiene un  pantallazo de lo que fue y es el Mosaico. Luego, a lo largo de las clases aprenderá su historia, orígenes de materiales, técnicas, secretos. En el transcurso voy observando con qué material se siente más cómodo, qué tipo de Mosaico le gusta hacer y ahí vamos profundizando y enriqueciendo. Es necesario que sepan de andamentos, materiales y herramientas básicas pero hay un mundo de creatividad que cada uno tiene en su haber y hay que inducir a explotarlo. Ofrecer conocimiento para que puedan tener armas para desarrollarlo, fomentar la búsqueda, la imaginación. NO  formar clones. Que cada uno arme su Mosaico, con su sello propio. Les ofrezco historias y autores, fotos y pintores, les hablo de viejas y olvidadas artes que se pueden aggiornar, incorporar… las llevo a volar… para crear. 

 

MINI BIO DE GRANA CARRER

“Entre 1997 y 1998 conocí el arte del mosaico y a partir de allí nunca más nos separamos. Comencé realizando cosas muy rústicas que aún perduran en mi casa.

Mi formación es autodidacta. Cuando explotó en mí la curiosidad sobre el mosaico no supe de la existencia de mosaiquistas hasta muchos años después. Así que, con la guía de algunos maestros franceses y libros que conseguí acá y más tarde en otros lugares del mundo me fui haciendo. Prueba y error fueron mentores.
Después de 8 años de experiencia, en el 2005 abrí las puertas de Grana Trencadis y dejé atrás los números, los impuestos… el mundo contable y decidí apostar por mi pasión al mosaico.
Mi principal objetivo fue crear un espacio destinado al desarrollo del arte de componer mosaicos y poder enseñar a través de talleres, cursos y seminarios esta maravillosa técnica.
Me di cuenta también que podía conectar este arte con la vida cotidiana ya que disponía de una amplia gama de materiales y soportes con que trabajar y esto hizo que ampliara mi creatividad.
Dentro de mis obras se pueden encontrar botones, canutillos, mostacillas, piedras, vidrio pintado, vajilla reutilizada a través de la técnica picassiette entre otros objetos, además de los comúnmente utilizados: azulejos, venecitas y cerámicas.
Y estos se enriquecen más cuando tienen el valor agregado de “esa” madera que se encontró o el plato que el vecino tiró, reciclar… ese sano vicio. Hoy trabajos míos están en pisos, paredes interiores y en exteriores aportando una cuota plástica distinta a la hora de decorar.
Sigo investigando, sigo buscando… tomando cursos que me ayudaron a perfeccionar mi técnica y otros materiales que desconocía (smalti, vidrio)… y seguiré formándome… hay mucho para aprender y es necesario abrirse.

Buscar la originalidad en cada obra que se realiza tampoco es fácil. La inspiración puede venir de cualquier lado, desde el título de una canción hasta un párrafo de una lectura o libro de cuentos o un paisaje que quedó en la retina… sencillamente todo lo que nos rodea es musa… . Sólo hay que cambiar el ángulo desde donde lo vemos… quizás, ¿con los ojos del alma?

Me gusta trabajar con colores intensos, fuertes, contrastantes… quizás mi vida anterior fue tan esquemática que hoy necesito romper en colores. Y acompañar con algo que cuando se lee queda dando vueltas en la cabeza. Esas cosas que se paladean y se pueden volcar para compartir, junto al trabajo terminado el deleite de unas buenas palabras. Es todo lo que puedo transmitir visualmente.

 

GRANA CARRER

Facebook  Grana Taller de Mosaico– Instagram @granamosaico

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espacio de difusión del mosaico artístico contemporáneo. Entrevistas a artistas y divulgación de obras. Eventos y exposiciones. ¡¡Unítenos en Instagram y Facebook @mosaicos.site !!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap